Estos son mis principios, si no le gustan, tengo otros.

La Junta utiliza una fotografía de gran tamaño de Pablo Raez como fondo de la entrega del acto institucional de entrega de los títulos de Hijo Predilecto y de las Medallas de Andalucía.

Susana Díaz y la desfachatez.

Una fotografía de Pablo Raez ha sido el fondo del escenario del teatro de la Maestranza presidiendo el acto institucional de entrega de los títulos de Hijo Predilecto y de las Medallas de Andalucía con motivo del 28-F como homenaje a la "sonrisa eterna" del joven marbellí fallecido el pasado domingo a causa de la leucemia, por su contribución en favor de la donación de médula.

Este homenaje se ha producido tras la entrega de la Medalla de Andalucía por la presidenta de la Junta, Susana Díaz, a la Coordinación Andaluza de Trasplantes por sus primeros 25 años años, su responsable, Manuel Alonso, dedicó la medalla a los pacientes, familias y donantes que contribuyen a diario a su labor con un emotivo recuerdo a Pablo Raez por su "contribución al incremento de la donación de médula".

Pablo Raez fue un ejemplo de lucha y sus palabras dieron y dan fuerza a muchos pacientes que día a día combaten con esta enfermedad.

La Junta de Andalucía y Susana Díaz hacen gala de un cinismo sin límites al utilizar la imagen de este luchador en sus galas mientras día a día están destruyendo la sanidad andaluza.

La Junta de Andalucía, niega la atención temprana a niños con enfermedades raras mientras su presidenta Susana Díaz, se hace fotos con niños hospitalizados.

Entre 2.009 y 2.015, la inversión en sanidad de la Junta ha bajado un 13,9%, 1.400 millones de euros menos. Han bajado las camas hospitalarias disponibles, han aumentado las listas de espera y el Servicio Andaluz de Salud ha perdido 7.265 profesionales. Por cierto, 28.600 trabajadores del S.A.S. son temporales, el 32% de la plantilla, lo que además de la calidad del empleo, merma la calidad asistencial.

Entre 2.011 y 2.017 se han perdido en España 3.918 puestos de médicos especialistas de los que el 20%, 771 han sido en Andalucía. En enfermería, también se han ofrecido un 15% menos de plazas que en 2.012 con lo que se han perdido 106 puestos.

Además, la cantidad invertida en sanidad por persona ha bajado de los casi 1.200 euros a poco más de 900, mientras que el gasto en sanidad privada ha subido en un 15%.

En toda España se han visto las "mareas blancas" que han ocupado las calles andaluzas protestando contra los recortes en sanidad de la Junta de Andalucía y aún así, la Junta con su presidenta a la cabeza, tienen la desfachatez de ponerse delante de la foto de un luchador enfermo que se ha enfrentado a una enfermedad durísima y que ha sido un ejemplo para todos.

Hay que tener la cara muy dura para destruir poco a poco la sanidad andaluza y a la vez utilizar como reclamo la imagen de un enfermo que perdió la batalla contra la enfermedad.

En fin, como decía el gran Groucho Marx, "Estos son mis principios, si no le gustan tengo otros".

Regresar al inicio