Discapacitados valencianos se quedan fuera de las ayudas para audífonos o sillas de ruedas

Elvira Murcia cuenta con un grado de discapacidad del 85% y un grado 2 de dependencia por lo que, confiando en las ayudas previstas por la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, compró el pasado año dos audífonos, lo que le supuso un coste aproximado de unos 2.700 euros. Elvira, tal y como leyó en las bases, esperaba que al menos el 50% de este coste pudiera ser subvencionado a cargo de las ayudas, pero nada más lejos. «Me dijeron que no me daban la ayuda porque no quedaba dinero».

En este año ha recibido una carta de la citada conselleria en la que le explicaban que habían evaluado su solicitud en 80 puntos, pero que «al haber sometido la solicitud al procedimiento de concurrencia competitiva con el resto de solicitudes presentadas, se ha establecido una puntuación de corte para la concesión de estas ayudas de 80 puntos, por lo que de acuerdo con el orden de prioridad, y los límites de la consignación presupuestaria, no procede en el presente caso conceder ayuda por limitaciones presupuestarias, al no existir crédito para atender la solicitud».

Elvira no sale de su asombro, especialmente por la situación en la que se encuentra, ya que cumple todos los requisitos para optar a estas subvenciones. «Si llego a saber que no me la iban a dar no hubiese realizado el gasto», lamenta esta residente. Asimismo, desconoce si este año podrá volver a pedirla a ver si, en esta ocasión, el presupuesto alcanza para concederle la ayuda. «Como las facturas son de 2016 no sé si podrá ser, porque dicen que tienen que ser del mismo año».

Elvira Murcia, solicitante sin ayuda: Me dicen que no me dan la ayuda al no quedar dinero
Regresar al inicio