Dirigentes de un partido de izquierdas como es el PSOE, acusan a Sánchez de "izquierdista y rojo". Están muy preocupados por la capacidad de movilización de Pedro Sánchez.

Susana Díaz y Patxi López le ven las orejas al lobo

Barones del PSOE partidarios de Susana Díaz y también de Patxi López cargan contra Pedro Sánchez después de que este presente su proyecto político para volver a ser secretario general del PSOE. Consideran que el programa presentado por Sánchez es «extremista» y «rompe la unidad de España». El presidente de Aragón, Javier Lambán, fué bastante duro acusando a Pedro Sánchez de ofrecer “una versión absolutamente roja y radicalizada como no se le ha conocido jamás”.

 

Los partidarios de Díaz y de López, se muestran muy preocupados por el poder de convocatoria mostrado por Pedro Sánchez que viene reuniendo a más de 1.000 personas en cada uno de los actos que celebra, incluso más de 2.000 en Sevilla y en Valladolid. Los partidarios de Susana Díaz y de Patxi López tratan de no mostrar su nerviosismo y minimizan el éxito de las convocatorias de Sánchez asegurando que los asistentes a los actos del ex secretario general del PSOE “son siempre los mismos que viajan de un sitio a otro” según palabras de Nacho Hernando, portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha. Para quitar importancia a la mayor asistencia a los actos celebrados por Pedro Sánchez y minusvalorarlos, aunque dicen no prestar demasiada atención, dicen que los asistentes en su mayoría no son ni siquiera militantes y son solo curiosos que en ningún caso votarán en las primarias socialistas.

 

Algunos barones han llegado a calificar las propuestas de Sánchez como “extremistas” y “radicales”, incluso la secretaria de los socialistas vascos, Idoia Mendia declaró en Radio Popular que Sánchez “se está acercando a Podemos”

 

Desde el entorno de Díaz y de López quieren presentar a sus candidatos como los “salvadores del PSOE” presentando a Pedro Sánchez como el destructor del partido.

 

El ex ministro José Bono uno de los principales apoyos de la presidenta de la Junta de Andalucía para que esta consiga la Secretaría General del PSOE advirtió en una entrevista en Vanity Fair que “no es inteligente minusvalorar al adversario” y que “ las victorias no se obtienen sin bajarse del autobús y sin esfuerzo”, tanto Bono como otros dirigentes importantes que respaldarán a la presidenta consideran que la secretaria general de los socialistas andaluces debería salir de la sede de la Junta y «hacer algo» antes de que sea demasiado tarde.

 

Desde el PSOE andaluz, sin embargo, insisten en que ni López ni Sánchez van a marcar la agenda de la presidenta. Y que no va a anunciar su candidatura hasta que ella no lo crea conveniente.

Por su parte, los partidarios de Pedro Sánchez, piensan que quienes apoyan a Susana Díaz y a Patxi López “están perdiendo los nervios” porque “se están dando cuenta de que la militancia ya no quiere más apaños”. “Lo sorprendente es que la mayoría sigue sin darse cuenta de que el partido ha cambiado y que los afiliados quieren recuperar el control de la organización”, según declara un diputado próximo al ex secretario general del PSOE

Regresar al inicio