Escándalo al desvelarse el informe oficial sobre la causa de la muerte de una niña de 5 años a la que su doctora no atendió por que llegó ocho minutos tarde a su cita.

Muere una niña a la que su doctora no atendió por llegar 8 minutos tarde

Escándalo en Reino Unido al desvelarse un informe oficial sobre la muerte de la niña Ellie-May Clark de 5 años en Newport (Gales del Sur), después de sufrir un ataque agudo de asma la noche después de que su doctora Joanne Rowe se negase a atenderla por llegar ocho minutos tarde a su cita en enero de 2015.

Según el informe del Servicio Nacional de Salud (NHS) que ha permanecido en secreto hasta ahora, la pequeña no habría muerto si la doctora no se hubiese mostrado tan intransigente con el retraso y la hubiese atendido.

La doctora Rowe, dijo a la madre de la niña que la hora de su cita ya había pasado y que no la vería hasta la mañana siguiente a pesar de que como se ha sabido después, otro médico le había mandado un escrito en el que la advertía de que otro ataque agudo de asma podía ser fatal para la pequeña como así fue pues al poco de llegar a su casa con su madre, la niña murió a causa de un ataque de asma que la impedía respirar.

La sanción a la doctora que ha sido ocultada hasta ahora para evitar el "estrés que provocaría el escrutinio público" consistió únicamente en la suspensión sin sueldo durante seis meses y una advertencia para no volver a hacer algo así.

Actualmente, la doctora Rowe de 53 años continúa ejerciendo en otro centro de salud cerca de Cardiff también en Gales.

La abuela de Ellie-May ha declarado que ""la doctora Rowe ni siquiera se ha disculpado", y que a ella, "se le ha permitido seguir adelante con su vida, seguir con su trabajo y olvidarse de ello. Pero nosotros nos quedamos sólo con el dolor de haber perdido a Ellie-May a la que se le negó la vida que debería haber tenido".

 

Fuente: Mail on Sunday

Regresar al inicio