Multitud de evidencias de irregularidades, ni una sola medida cautelar contra el clan de los Pujol que están tan seguros de su impunidad que siguen con sus actividades como si nada.

Según la UDEF el clan pujol es dueño de un patrimonio de los más grandes de España, cuya procedencia no puede ser acreditada. 

El clan de los Pujol por encima de la ley

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF) califica al clan de los Pujol como "grupo organizado dedicado a la evasión fiscal y al blanqueo de capitales" Los nueve miembros de la familia, Jordi Pujol Soley, su esposa Marta Ferrusola Llados y sus siete hijos han sido investigados en varias causas abiertas contra ellos.

Todo apunta a que Jordi Pujol Ferrusola primogénito de la familia es el cerebro de esta organización y tan confiado está en su impunidad que dos meses después de su primera citación judicial puso en marcha operaciones de inversión internacional casi idénticas a las que han sido investigadas por la UDEF y la fiscalía.

Estos negocios son tan diversos como la construcción de una clínica privada y una planta de detergentes en Mauritania, varios hospitales en Cataluña, la construcción de huertos solares en Senegal. Según las investigaciones, se ha podido saber que el clan está interesado en la construcción de aparcamientos en los colegios Escolapios en Cataluña o en conseguir la concesión casi monopólica de las paradas de autobuses en Andorra.

Jordi Pujol hijo es dueño de una espléndida colección de coches deportivos que sigue haciendo crecer.

 

Según la UDEF el clan Pujol es dueño de un patrimonio desmesurado, uno de los más grandes de España, cuya procedencia no puede ser acreditada pero que según explica el ex presidente de la Generalitat de Cataluna es el resultado de la magnifica gestión de un dinero que le dejo en herencia el abuelo Florenci. Esta herencia tampoco fue declarada a Hacienda en su día.

Pero la UDEF, la Agencia Tributaria y la Fiscalía tienen muy claro que esto solo es una coartada para ocultar el origen ilícito de la magnifica fortuna cuyo origen coinciden en señalar es el cobro de comisiones ilegales a cambio de concesiones de obras públicas y contratas en Cataluña mientras Jordi Pujol fue presidente de la Generalitat.

 

La Agencia Tributaria incluso ha denunciado que Jordi Pujol Ferrusola ocultó el ordenador que utilizaba para llevar la contabilidad de las empresas que utilizaba para cobrar las comisiones ilegales y lo cambió por uno completamente nuevo y vacío un día antes de que Hacienda fuese a inspeccionar sus oficinas. Hace un año Jordi Pujol jr., hizo una transferencia de 135.000 dolares a su ex-socio y testaferro Gustavo Shanahan para que firmase un documento ante notario exculpándole en la compra del puerto fluvial de Rosario. Es decir, compró a un testigo para que cambiase su declaración ante la justicia. En el registro de la UDEF de las oficinas de Jordi Pujol Ferrusola se encontró incluso un manual de como declarar ante el juez para evitar que se descubra el complejo entramado empresarial.

 

Con todas estas evidencias de irregularidades a la vista es totalmente incomprensible que no haya sido decretada ninguna medida cautelar contra ninguno de los nueve miembros del clan que siguen dedicándose a sus actividades presuntamente delictivas sin ningún tipo de pudor o vergüenza amparados en la impunidad de la que gozan.

 

¿Será quizá que funcionó la amenaza que lanzó Pujol en su comparecencia en el Parlament el 26 de septiembre de 2014? "Si vas segando la rama de un árbol, al final cae la rama... caerán todas". A buen entendedor vino a decir "si caigo yo, os venís conmigo" quizá sea eso la garantía de la impunidad de esta familia.

Regresar al inicio