La mentalidad neoliberal se nos está yendo de las manos, parece que todo puede justificarse por dinero. Quieres un bebé pues te vas a Estados Unidos y le pagas a una mujer necesitada para comprarlo. ¿Y quién piensa en ese bebé? ¿Acaso la figura de la madre no vale un pimiento? ¿Y cuándo ese bebé se entere que su madre lo vendió? ¿Y qué su padre o padres lo compraron?

loading...

La nueva forma de someter a las mujeres ya está aquí y se llama maternidad subrogada​

Como bien dice Yolanda Domínguez:

Al ver esta semana la imagen del presentador Jaime Cantizano anunciando su feliz paternidad por gestación subrogada, un sudor frío recorrió mi espalda. La foto, que recuerda a las famosas portadas del Hola con las celebritiestras dar a luz, me ha puesto los pelos de punta no sólo por la ausencia de la figura de la mujer en una estampa en la que es imprescindible (nos borran hasta de la maternidad), sino también por el aterrador futuro que augura esa flamante sonrisa: una nueva fórmula para explotar y comerciar con el cuerpo de las mujeres.

La cándida escena padre/hijo, camisetas a juego, viene acompañada nada menos que de una insólita reivindicación de, según palabras del propio Cantizano, "los derechos de los hombres" a alquilar un cuerpo para que geste a una criatura durante 9 meses y separarlo del mismo por una cantidad de dinero (véase que el factor económico es importante para poder disfrutar de ese "derecho"). Lo que viene siendo la compraventa de personas y el tráfico de cuerpos de toda la vida pretende ahora legalizarse bajo el epígrafe de "derecho a ejercer la paternidad" y "libertad a decidir sobre el propio cuerpo". Me pregunto desde cuándo todo aquello que deseamos adquirió la categoría de derecho y, a la falta de recursos y oportunidades, decidimos llamarla libertad.

No, por más que nos empeñemos en proclamarlo, las mujeres no estamos en una situación en la que seamos libres para decidir qué hacer con nuestro cuerpo, tomamos esa decisión desde la necesidad, que viene provocada por la desigualdad.

La mentalidad neoliberal se nos está yendo de las manos, parece que todo puede justificarse por dinero.

Leer todo el artículo AQUI ¡Es muy bueno!

Si a la adopción, no a la compra venta de seres humanos
Regresar al inicio