loading...

Las declaraciones del arzobispo de la Diócesis de Syracuse Robert Cunningham, en 2011, cuando afirmó sobre el caso de un sacerdote acusado de violación a un niño que éste tenía parte de culpa han vuelto a poner a la Iglesia católica en el ojo del huracán. Sus palabras recuerdan a las pronunciadas por el obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, en 2007 cuando dijo que hay menores que consienten y hasta provocan los abusos.

“El chico es culpable”
Robert Cunningham pronunció su opinión hace cuatro años, cuando tuvo que testificar en el juicio contra un sacerdote, pero sus declaraciones han salido a la luz hace una semana en el diario Syracuse.com, y reproducidas por otras web.

El 14 de octubre de 2011, Cunningham tuvo que responder a la pregunta de si consideraba que el niño víctima de violación por el sacerdote había cometido pecado. “El chico es culpable”, respondió el obispo.

Cunningham apuntó a que el menor tal vez alentó o consintió la violación, aunque dijo no conocer las circunstancias por completo.

El obispo se explica ahora
Las declaraciones del obispo han provocado indignación y peticiones de que sea expulsado.

Este obispo acusa los niños de provocar los abusos sexuales que sufren
Regresar al inicio