loading...

El arzobispo de la Plata Héctor Aguer, en una columna publicada en el diario "El Día" de La Plata titulada "La fornicación" da un repaso a la "cultura fornicaria que se va extendiendo sin escrúpulo"

El obispo y la jodienda que no tiene enmienda

El prelado se refiere al "vicio" de la fornicación definida como "tener ayuntamiento o cópula carnal fuera del matrimonio" que considera "se ha convertido en algo trivial, común, insustancial".

Aguer criticó el "petting (contacto erótico sin llegar a la consumación del acto sexual) descontrolado en lugares públicos", habló de una "banalización del sexo" que "comienza cada vez más temprano" e incluso de los bikinis que le sirven de "muestra del impudor moderno los "trajes" de baño femenino que se reducen a tres trocitos simbólicos de tela; ¿no sería más sincero que se presentaran desnudas?".

Aguer cuestionó los "records notables de señoritas (...) que cambian de 'novio' cinco o seis veces al año" y en donde "la protagonista innombrada, por supuesto, es siempre la cama". A estas personas las llama "señoritas" pero aclara: "No estoy seguro de que sea ésta la identificación que corresponde, y sostuvo que "la 'igualdad de género' permite otras combinaciones, antinaturales".

Asimismo, resalta que hoy en día "la 'igualdad de género' permite otras combinaciones, antinaturales" que no son las de un hombre con una mujer.

En esa misma línea, cuestiona de manera velada el matrimonio igualitario.

"Existe además –no lo olvidemos- la fornicación “contra natura”, ahora avalada por las leyes inicuas que han destruido la realidad natural del matrimonio y que se fundan en la negación del concepto mismo de naturaleza y de la noción de ley natural".

Y tan a gusto se quedó

Regresar al inicio