loading...

El único hospital materno-infantil en más de 100 km a la redonda en Idlib, al norte de Siria ha sido bombardeado. El centro, respaldado por Save The Chidren, servía a 1.300 mujeres y niños al mes.

Todo esto se lo debemos a nuestros países, países desarrollados que enarbolan la paz y con otra mano lanzan misiles, venden armas y entrenan terroristas. Porque para que el negocio de la guerra vaya bien hacen falta terroristas, atentados donde mueren unas cuantas víctimas que son consideradas daños colaterales y que ayudan a seguir vendiendo más armas y ganando más guerras. Porque los que mandan a tus hijos a la guerra nunca mueren en ella, viven protegidos en sus despachos recibiendo Nobeles de la Paz.

Un pueblo ignorante estará condenado a vivir y justificar la violencia, un pueblo sabio levantará las manos y dirá BASTA, BASTA, BASTA, no pensamos ni morir ni matar por ningún país, por ninguna bandera... No pensamos matar ni morir para que 4 sigan ganando dinero a costa de la sangre de nuestros hijos. BASTA!!!

Un hospital materno-infantil respaldado por la ONG Save the Children fue golpeado este viernes por un bombardeo en el norte de Siria, donde hubo un número indeterminado de víctimas, informó la propia organización en Twitter.

La ONG apuntó que el ataque se registró en la provincia septentrional de Idleb y mostró un vídeo con imágenes de los destrozos causados por el bombardeo, en las que se veía un edificio completamente derrumbado y el paso de varias ambulancias.

También, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos señaló que hubo varias víctimas en un ataque de aviones de guerra de origen desconocido contra un centro médico y otro de la Defensa Civil en el pueblo de Kafr Tajarim, en el norte de Idleb.

Esta fuente no precisó si las instalaciones sanitarias atacadas eran el hospital materno-infantil al que se refiere Save the Children.

El Observatorio subrayó que en el bombardeo un dirigente del Frente de la Conquista del Levante (antiguo Frente al Nusra), originario de un país del golfo Pérsico, perdió la vida y que el centro médico quedó fuera de funcionamiento.

Por otro lado, el Observatorio agregó que al menos cinco civiles murieron, entre ellos una menor, y otras veinticinco personas resultaron heridas en un ataque similar contra varias áreas de la localidad de Salqin, también en el norte de Idleb.

Los bombardeos a instalaciones sanitarias se han convertido en un táctica común en el conflicto en Siria.

En la última semana, cuatro hospitales de campaña de la provincia de Alepo -tres de ellos en su capital homónima, y otros en la población de Atareb- han suspendido sus servicios por ataques aéreos.

Bombardean el único hospital materno-infantil de Idlib, en el norte de Siria
Regresar al inicio